Florencia

Como parte de mi breve visita a Pisa en mayo, un día nos acercamos a visitar Florencia. Y es que estando tan cerca, ¡cómo no aprovechar la oportunidad de pasar el día en una de las ciudades más míticas de Europa! De hecho iba a dedicarle solo esta entrada, pero repasando las fotos creo que sería un auténtico crimen intentar condensar todo en una entrada, así que como es habitual, dedicaré más a otros sitios concretos de la ciudad, como la catedral o el Palazzo Vecchio.

Florencia se sitúa en la región de la Toscana, a apenas 1 hora en tren de Pisa, y cuenta con unos 370000 habitantes, aunque su área metropolitana congrega a millón y medio de personas. Fue uno de los centros culturales, comerciales y financieros más importantes de la Edad Media, y se dice que es la cuna del Renacimiento. Sería imposible abarcar toda la apasionante historia de esta ciudad aquí, así que no comentaré mucho más, os emplazo a leer las fuentes correspondientes.

Llegamos en tren por la mañana a la estación de Santa Maria Novella, bajo un sol de justicia. La primera idea era obvia: visitar la catedral de Santa Maria del Fiore, así que hacia allí nos dirigimos, encontrándonos por el camino con otros interesantes edificios, como la iglesia que dio nombre a la estación, Santa María Novella. Llegar desde esta estación hasta la Piazza del Duomo es muy sencillo: de la estación se va a la iglesia, que da a la misma plaza de la estación, y en la plaza de la iglesia se toma la vía dei Branchi, todo recto, y desemboca a la catedral. La fachada que sale en la siguiente foto de la iglesia no es la que da a la estación, ojo.

Iglesia de Santa Maria Novella

Y al llegar a la catedral es la marabunta. Gente por todas partes, cada rincón de la Piazza del Duomo está ocupado por alguien, lo que llega a ser algo agobiante. Eso sí, a pesar de todo la vista de la fachada principal de la catedral es impresionante, y bien merece una visita a la ciudad. Impresiona su altura, el detalle de la decoración, el campanario, el baptisterio, la enorme cúpula de la catedral… Apabullante. Si conseguís haceros un hueco, no os cansaréis de sacar fotografías o simplemente admirar el espectáculo de esta construcción.

Baptisterio, catedral y cúpula en la Piazza del Duomo

Catedral de Santa Maria del Fiore

Edificio en la Piazza del Duomo

Si desde la Piazza del Duomo se toma la Vía del Calzaiouli, se llega directamente hasta la Pizza della Signoria, donde se encuentra el Palazzo Vecchio. Este es bastante sobrio por fuera, aunque no quita que sea también bastante imponente, y además guarda algunos detalles bastante bonitos por dentro, como su recibidor. Por no hablar de las esculturas. Dejando el Palazzo a la espalda y el pequeño soportal de esculturas a mano derecha, se sigue por una calle que luego desemboca a la Vía por Santa María, que lleva a su vez al Ponte Vecchio. Pero si en vez de seguir por ahí llegaís hasta la fachada del Palazzo y giráis a la derecha, entraréis en la Piazzale degli Uffizi, donde se encuentra una galería de estatuas y el Palacio de los Uffizi, actual museo.

Callejeando por el casco histórico de Florencia: gente, gente por todas partes…

Esculturas en la Piazza della Signoria

Palazzo Vecchio

Ponte Vecchio

Con esto, un alto para comer en uno de los múltiples puestos que hay por el casco antiguo de la ciudad y un paseo por sus callejuelas, disfrutando de un buen gelato, se terminó la visita relámpago a Florencia. Apenas estuvimos unas 6 horas, por lo que no pudimos entrar a museos o incluso a la catedral o iglesias, lo que requeriría por lo menos 2 días. Esto no fue más que un recorrido express por la ciudad, pero bueno, igual para una futura visita…

Callejuelas más tranquilas de Florencia…

…y otras más llenas de gente

Rincón tranquilo en Florencia

Anuncios

2 comentarios

  1. Beldz

    ¡Las fotos son preciosas! Eso sí, como bien dices, llama la atención tanta gente. Pero es normal… Supongo que en temporada baja también debe estar lleno.

    22/09/2012 en 20:15

    • ¡Gracias! 🙂

      Espero que te gusten el resto que iré subiendo. Había gente para reventar, era bastante agobiante… Yo fui en mayo y ya estaba así, no me quiero imaginar cómo debe estar en julio-agosto, a pesar del calor.

      23/09/2012 en 10:55

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s