Ruta por la Vera: Garganta la Olla

Además de Cáceres y Trujillo, la ruta por Extremadura la completamos visitando la comarca de la Vera, al norte de Cáceres. Está situada en la frontera con Castilla y León, separada de esta por la Sierra de Gredos, por lo que se encuentra en una región más o menos montañosa. Aunque la visitamos a principios de mayo, todavía quedaban restos de nieve en las cimas de las montañas de la zona,  y de hecho nevó a una altitud ligeramente superior a la que nosotros nos encontrábamos.

Teniendo la base de operaciones en Cuacos de Yuste, lugar conocido por ser donde el emperador Carlos I decidió pasar sus últimos días y de cuyo monasterio os hablaré en la siguiente entrada, el primer pueblo que visitamos fue Garganta la Olla. Este cuenta con poco más de 1000 habitantes y se encuentra a unos 13 kilómetros de Cuacos de Yuste, dejando a mitad de camino el monasterio. Los orígenes de los asentamientos en esta zona se remontan a los pueblos íberos, llegando a existir un par de monasterios en época visigoda, aunque ahora están derruidos y solo queda un pintoresco pueblecito en las faldas de la montaña.

Vista general de Garganta la Olla

Plaza principal del pueblo

Más casas del pueblo

Eso sí, el enclave es fantástico, ya que por esta región aparecen numerosas gargantas producidas por el río Tiétar. La que nosotros visitamos fue la Garganta Mayor, un poco antes de llegar al centro del pueblo, junto a un puente. Se puede dar un pequeño paseo por los alrededores de la garganta, y estoy seguro que posiblemente haya varias rutas que partan del pueblo para ver el resto de ellas, ya que hay varias en la zona, pero ese día teníamos que visitar muchos sitios más, así que nos contentamos con disfrutar de la parte más cercana al puente, en la que se puede ver una pequeña cascada y piedras erosionadas. A pesar de que había pasado algunas vacaciones en las Hurdes, el Jerte o el valle del Ambroz, no había estado todavía por la Vera. Posiblemente esta región cuente con menos fama que las anteriores, fundamentalmente las dos primeras, pero se puede disfrutar de buenos paisajes llenos de montes y ríos, y temperaturas muy agradables; y por supuesto, al ser una zona menos agobiada por el turismo se puede ir más tranquilo a todos sitios.

Garganta Mayor

Paisaje de la Vera

Puente viejo en las cercanías

Curiosamente, esta región de la Vera es rica en cuentos y leyendas mitológicas, entre las que destaca la de la Serrana de la Vera, una mujer que tras cancelarse su matrimonio se fue al monte a vivir y mataba a los hombres con los que se acostaba. Cuenta con su propia estatua en un mirador desde donde se aprecia todo el pueblo (la primera foto está sacada desde ahí). Si os gusta pasear por los montes y disfrutar de rutas para visitar gargantas, puentes medievales y pueblos pintorescos, es un buen destino, y además es de un acceso relativamente sencillo para lo que suelen ser este tipo de pueblos perdidos en los montes. Y además, tomar algo en una cafetería os resultará sorprendentemente barato.

La Serrana de la Vera, vigilando el pueblo

Anuncios

2 comentarios

  1. Es precioso …que envidiaaaaa…

    21/08/2012 en 15:11

    • Es un sitio que merece mucho la pena, muy recomendable!

      21/08/2012 en 16:15

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s