Catedral de Santa María de Toledo

Nos quedó mucho que ver por Toledo, pero otro de los sitios por el que queríamos pasar era la catedral de Santa María. Su construcción comenzó en 1226 y se terminó algo más de dos siglos después, en 1493, siendo de estilo gótico. A pesar de que su construcción comenzó en el siglo XIII, al parecer ya había un templo de la época visigoda en ese mismo lugar. Más tarde, este edificio visigodo se adaptó para convertirse en la mezquita de la ciudad, y posteriormente se construyó la catedral. De la mezquita todavía quedan restos, como algunas columnas y arcos.

Una historia que no está documentada cuenta que la conversión de mezquita a catedral se hizo “por las malas”. A priori, según el acuerdo alcanzado por el rey Alfonso VI con los habitantes musulmanes y mozárabes de la ciudad para que ésta capitulase sin derramamiento de sangre, fue que se respetarían los lugares de culto. Sin embargo y aprovechando que el rey estaba fuera, parece que el arzobispo de Toledo y la reina mandaron tropas armadas para tomar el control del recinto de la mezquita. Esto estuvo a punto de provocar una rebelión, y cuando se enteró el rey condenó a muerte a la mayoría de los implicados. Sin embargo, según parece fueron los musulmanes los que intercedieron para que el evento no fuera a mayores y aceptaron la toma de la mezquita. A finales del siglo XI comenzaron las obras para adaptar el templo al culto cristiano, pero el edificio que se conserva y se puede apreciar hoy día es el resultado de las obras comenzadas en el siglo XIII durante el reinado de Fernando III, ya que el estado de la mezquita-catedral no era muy bueno y el actual arzobispo quería una catedral al nivel de la majestuosa ciudad de Toledo.

Exterior de la catedral

Existen varias puertas de acceso, pero la más antigua es la conocida como puerta del Reloj, del siglo XIV y ricamente decorada con diversos pasajes cristianos y esculturas de reyes y santos, y que cuenta con un reloj de considerable tamaño en su fachada, que es el que le da nombre. Otra de las puertas principales es la del Perdón, del siglo XV y llamada así porque antiguamente hubo un tiempo en el que se concedían indulgencias a los penitentes que pasaban por ella. También destaca la torre gótica de influencia mudéjar, finalizada durante el siglo XV y que alcanza una altura de 92 metros. En el interior de la catedral se pueden encontrar numerosas capillas, destacando la Capilla Mayor, en las que están enterrados varios reyes desde la época visigoda. Además de las capillas habría que destacar el impresionante transparente de la catedral, obra del siglo XVIII realizada en mármol que aporta luz al sagrario situado a su espalda, donde esta luz proviene de los tragaluces situados en el ábside.

Puerta del Perdón

Puerta del Reloj

Detalle del reloj

La torre de la catedral

Merece la pena pasar un rato paseando por el interior de la catedral. En un día caluroso puede convertirse en un refugio más fresco que la asfixiante temperatura del exterior, y tiene numerosos elementos que admirar, como el transparente, la Capilla Mayor o el coro, además del resto de capillas, retablos, pinturas, etc.. También dispone de vidrieras, que decoran muy bien toda la estructura superior de la cateral. El exterior también es muy bonito, destacando su torre y las puertas de entrada, muy bien decoradas. Nosotros estuvimos un buen rato y nos quedamos varias cosas por ver, puesto que no recorrimos exhaustivamente todas las capillas, ni subimos a la torre, ni nos demoramos en exceso por el resto de sitios. Es una visita imprescindible si pasáis por Toledo, y es verdaderamente un edificio impresionante desde un punto de vista arquitectónico.

Interior de la catedral

La entrada al coro

Capilla

El transparente de la catedral de Toledo

Anuncios

3 comentarios

  1. Kokoro

    Este tipo de catedrales me parecen muy recargadas, especialmente el altar mayor. La forma en que parecen querer meterle mas y mas detalles es, por no decir algo (¿más?) ofensivo, de mal gusto, pero supongo esas pautas sigue el estilo gótico. Lo único diferente de la de León es que en esta última su altar mayor esta “vacio”. Hay unas partes que me agradan como la 6ª pues imagino estar dentro de El nombre de la Rosa XD.

    24/05/2012 en 22:48

    • A mi en cambio el estilo gótico sí me gusta bastante, me parece muy espectacular 🙂

      Eso sí, lo mejor (y además con la misma foto que comentas) era la sensación de estar caminando por las Minas de Moria xDD

      25/05/2012 en 12:51

  2. Kokoro

    XDDDDD me has ganado con eso de Moria.

    26/05/2012 en 15:48

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s