Queso Ridder

El queso Ridder es otro de los quesos que se pueden encontrar en Noruega. Se comenzó a fabricar en la década de los 60, y al parecer su origen está en el quesero sueco Sven Fenelius, siendo comparado también con el queso francés Saint-Paulin, aunque este último no lo he probado, así que no sabría decir. Se fabrica con leche de vaca y se deja madurar durante tres meses, la corteza es muy fina y anaranjada, su textura es mantecosa y diría que el queso desprende más ahora que el resto de quesos noruegos, con la excepción del gamalost.

Este queso formaba parte de mi triada favorita de quesos noruegos. Mientras que el geitost (queso marrón) era fantástico para mezclar con mermeladas o gofres, y el Jarlsberg era bastante bueno para sandwiches, el Ridder tenía la suficiente personalidad en su sabor como para tomarlo solo con un poco de pan, es el mejor candidato para representar a Noruega en una tabla de quesos. Este queso era lo más parecido que encontré a un “queso con sabor”, ya que ni de lejos hay algo parecido a los quesos curados que tenemos en España. Quizá el gamalost sea el que tenga un sabor más fuerte, pero como ya expliqué, su textura es demasiado rara y tiene un sabor bastante peculiar que no me gustó nada, así que el Ridder se convirtió en mi queso de picoteo favorito.

Anuncios

4 comentarios

  1. Pues tiene buena pinta pero… ¿para cuándo un post en el que salga un queso que no sea en lonchas? 😛

    21/03/2012 en 22:56

  2. Pues que sepas que lo espero con impaciencia… (por eso de poder opinar :-P)

    29/03/2012 en 20:03

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s