Trondheim: el puente viejo y Bakklandet

Siento el retraso en escribir, pero como habéis podido comprobar, he estado de mudanza en el blog, y quería tener al menos los posts de Noruega y retocar algunas cosas de la plantilla de este antes de seguir.
En la última entrada, me quedé en el centro de la ciudad buscando un sitio para comer. Hoy visitaremos el puente viejo de Trondheim y sus inmediaciones, siguiendo con la ruta de ese día que me llevaría hasta Lade.
El puente viejo (Gamle Bybro) conocido como puente de la fortuna, data de 1861, y comunica la península donde se asienta el centro de la ciudad, con el barrio de Bakklandet. La estructura de madera de la parte oeste me recuerda mucho a las fotos de este tipo de puertas en Asia, salvando las diferencias.

Puente viejo de Trondheim

El puente visto desde Bakklandet

Al cruzar el puente, uno desemboca justo a la entrada de Bakklandet. Este puede ser mi barrio preferido de la ciudad, lleno de cafeterías alternativas, muy decoradas y cómodas con sillones y sofás, muy buena música, ambiente tranquilo y vistas a un barrio compuesto en gran parte por las típicas casas de madera.

Bakklandet, al lado del puente

Justo a la derecha de esta foto y de cara según se cruza el puente, se encuentra el elevador de bicicletas (Sykkelheisen Trampe), el primer y único elevador de bicis del mundo, construido en 1993, aunque actualmente no funciona. Había que tener una tarjeta, que te permitía usar la máquina. Para ello pones el pie derecho en la plataforma habilitada, y comienza a subir por la enorme rampa, que en la foto no se aprecia muy bien, pero os aseguro que es considerable.

Elevador de bicicletas

Pero la rampa la dejaremos para más adelante, que nos llevará a otro de los puntos a visitar de la ciudad. Volviendo a Bakklandet, el barrio se creó en el siglo XVII, pero fue bastante dañado durante una de las guerras con Suecia. En la reconstrucción se levantaron varias casas pequeñas de madera, que fueron ocupadas por la clase trabajadora, como pescadores y agricultores. Más tarde, estas casas fueron restauradas y ahora dan cobijo a cafeterías y restaurantes, tiendas de moda, decoración, y algunas exposiciones.

 Paseando por Bakklandet

 Callejeando…

Zona de las cafeterías

Si venís por Trondheim, pasar por el puente viejo y tomarse algo en Bakklandet es algo obligatorio. Os recomiendo especialmente Antikvariatet, trato amigable, tranquilidad, terraza con calefacción y mantas, y muchísimos libros, acompañados de un música tranquila y con un volumen justo, que permite mantener una buena conversación.
Anuncios

2 comentarios

  1. ¡Que monas las casitas! la zona de cafeterías me recuerda al centro de Västerås, donde había una placina que también tenía cafeterías típicas con mantas en los bajos de casitas de madera. Recuerdo que la primera vez que vi las mantas no entendía que objetivo podían tener… hasta que una noche (o más bien diría una tarde) fui a cenar en una de esas terrazas y descubrí cómo refrescaba 🙂

    13/10/2011 en 19:46

  2. Sí, me acordé de las fotos que vi de Västerås cuando llegué a este barrio 🙂

    Jeje, lo de las mantas está bastante extendido en estos países, las vi en Copenhague y ahora también aquí. Cuando pasas las primera tarde/noche de otoño en una terraza…, averiguas por qué las ponen xD

    13/10/2011 en 20:20

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s